dadosfg

Me hace gracia cuando se dice que tal o cual comentario ha sido desafortunado por bestia y deplorable que sea. "No quería rebatirle nada a la candidata porque al ser hombre jugaba con demasiada ventaja y me daba lástima". "Cada vez que veo los morritos de Leire Pajín pienso lo mismo". Mala suerte, me dio un ataque de empatía y condescendencia, nunca me había pasado.

"Espero que violen a la ministra, que se quede preñada y que le salga el hijo tonto". Fueron unas declaraciones desafortunadas, de repente las palabras se juntaron a su antojo e inventaron un mensaje erróneo. Probaré suerte de nuevo haciendo girar la ruleta de la fortuna. "El rey es un putero y la infanta tenía las neuronas justas para nacer". Qué mala suerte, dios mío, probaré otra vez.

También existen los actos desafortunados, como liarse a puñetazos con alguien que te ha mirado mal o ha mirado demasiado bien a tu novia. Moví el brazo con el puño hacia delante y su cara se puso delante. ¡Con la cantidad de puntos posibles que había entre los tres ejes de coordenadas! Era tan improbable que ocurriera como que dos mosquitos chocaran frontalmente. ¡Qué infortunio! Es verdad que después cayó al suelo y seguí dándole patadas en la cabeza y las costillas cuando estaba inconsciente, pero ¿cómo iba yo a saber que se había desmayado? ¿Os creéis que soy adivino? Y entonces se me desactivó el freno en el momento menos oportuno y continúe pisándole la cabeza, ¿pero cómo iba yo a ver la sangre saliendo a borbotones si estábamos en un callejón oscuro? Cuando se alinean diversos factores, cuando se dan a la vez varias circunstancias, uno no puede hacer nada, solo dejar que el cuerpo y la mente se manifiesten a su antojo. ¡Por supuesto que hubiera parado si hubiera sabido que le estaba haciendo daño! ¿Por quién me tomas?

Maté a 6 millones de judíos por un error burocrático. Se traspapelaron unos papeles y... ya se sabe, todo se acaba torciendo.

Podría estar haciendo cualquier otra cosa: jugar al golf, arreglar la cisterna del baño, ayudar a los necesitados, pintar un cuadro, hacer rafting río abajo, y sin embargo, estoy aquí torturándote; te retuerzo los pezones con unas tenazas, te arranco los dientes con unos alicates, te chamusco los testículos con un hierro al rojo vivo y te electrocuto las sienes. No pueden darse tantos infortunios juntos. ¡Con la cantidad de posibilidades que hay! ¡Casi infinitas! ¿Qué probabilidad había de que estuviera en este lugar en este momento haciendo algo así? ¿Una entre un billón? Menuda carambola desgraciada.

Volvamos a hacer girar la ruleta: "A las víctimas de Eta habría que ponerles otra bomba para que se callaran". Nada, que hoy no es mi día. Saco las bolas del bombo con las palabras dentro y siempre me sale 'premio'. "Dios ha castigado a Zerolo con cáncer por maricón". Nada, estoy gafado o alguien me ha echado mal de ojo.

¿Tendré que hacer girar la ruleta con más fuerza? Maldita ruleta. ¿Tendré que hacer girar el bombo durante más tiempo? Bombo malo.