artista

La crisis se agudizó y me metí a artista contemporáneo. Hice performances, happenings y flashmobs que me encumbraron a lo más alto en cuanto a activismo y arte social comprometido. Entre mis obras, destacaron:

Tirar a dar. El espectáculo consistía en volver a lanzarles a los sardineros en la cara los juguetes que tiraban al público.

LEER +

(Si quieres leer el texto completo, 'Me arrepiento del mañana', de venta en la web)