141

Debería salir a la calle e increpar y escupir a todo lo que se mueva, mientras giro como una peonza, como si fuera un tornado de salivazos e insultos que salpicara a todo el mundo. Pero me da pereza. Debería ir a la manifestación cargado de piedras, tornillos y cócteles molotov y arremeter contra los antidisturbios con un bate de béisbol, pero me agobian las aglomeraciones de gente.

LEER +

(Si quieres leer el texto completo, 'Me arrepiento del mañana', de venta en la web)