1333634700621

Los pobres solo piensan en comer. Por eso nunca tienen tiempo para cultivarse o desarrollarse como Dios manda y convertirse en personas decentes y civilizadas. Los pobres son vulgares porque solo piensan en comer y en tener una casa donde cobijarse, como cualquier animal del grado evolutivo más bajo.

LEER +

(Si quieres leer el texto completo, 'Me arrepiento del mañana', de venta en la web)