creacionjoven quieres-ganar-un-premio-de-relato-corto1

El relato 'Tengo Una Pistola' ganó el certamen Jóvenes Talentos de Booket en 2007. Todos los miembros de Booket, en especial los integrantes del departamento de marketing, me recibieron con los brazos abiertos. Es más, cuando fui a Barcelona a la sede de la editorial, se levantaron todos de sus asientos y empezaron a aplaudirme. Me besaban, me abrazaban, me ofrecían cava...

Sin embargo, el editor, un ser agrio y calculador, se mostraba reticente hacia el relato y me recibió con la más absoluta indiferencia. Fue en marketing donde me insistieron y donde, al final, tras una larguísima reunión en donde primaban los elogios y las súplicas más extraordinarios y entusiastas, me convencieron de que escribiera la novela homónima. Por si acaso en marketing no eran suficientes para que accediera, fueron entrando a la sala los más altos directivos del grupo Planeta, incluido el Gran Jefazo. Me agasajaban hasta el rubor y me decían cosas como "la gente tiene derecho a conocer tu desorbitado talento" o "eres patrimonio nacional". Yo no tenía ninguna gana de ponerme, pero en fin, los de marketing mandan y me sedujeron plenamente, pese a la resistencia del editor y su gesto de extremo escepticismo. Estaban deseosos de arriesgar con un autor novel y desconocido. Llevaban años esperándome, me decían. ¿Qué importaba todo lo demás? La literatura era lo único importante para ellos. Mi vida estaba en un segundo plano.

Ahora, tras diez años del concurso Booket de relatos (que, no lo olviden, tiene como única misión encontrar nuevos genios literarios con los que renovar la literatura española) los cientos de miles de lectores han elegido el relato 'Tengo una pistola' como el mejor relato de la década del prestigioso concurso. En marketing pocas veces se equivocan. Ellos saben como nadie discernir lo genial de lo mediocre y determinar lo que el grueso de lectores y su agudo criterio están esperando leer con extrema ansiedad. Por eso Enrique Rubio fue el único que publicó una novela en el sello. El reconocimiento del talento ha sido unánime. Cientos de miles de lectores desconocidos y desinteresados se han leído los diez relatos ganadores de las diez ediciones y han votado por una inmensa mayoría por 'Tengo una pistola'. ¿Quién va a poner alguna objeción a la voz del pueblo?  Si 'Tengo una pistola' es el mejor relato de la década escrito por un joven y la novela deja al relato a la altura del betún, es OBVIO que la novela 'Tengo una pistola' es el mejor libro nacional de la década y uno de los mejores libros a nivel mundial escritos por un menor de treinta años, pues todo el mundo sabe que en España están los mejores escritores del mundo, y sobre todo, los más valientes y los que revolucionan el panorama día tras día. Es simple matemática. Son simples silogismos incuestionables. En el año 2015 ganaré el Premio Primavera de Novela, en el año 2016 seré el finalista del Premio Planeta, en el año 2018 ganaré el Premio Nadal y en el 2020 seré el flamante ganador del Premio Planeta con Ramoncín de finalista. Me lo dijo el Gran Jefazo. "¿Por qué esa secuencia?" le pregunté. "Porque es la secuencia que siguen todos los demás genios y tú no vas a ser menos". Era inamovible y no podía renunciar. Lo había metido ya en el excel. El talento no tiene vuelta de hoja, me dijo. Cuando gané el Premio Francisco Casavella, se enfadó muchísimo. "¿Por qué te has presentado a ese concurso? ¿Por qué arriesgas de esa manera en un concurso limpio? ¿No te dejé bien claro cuál era la secuencia? ¡Ese premio es para pringados!". Entonces el jefe me hizo prometerle que no me presentaría a ningún concurso más, y menos con seudónimo, que le pasaría a él directamente mis novelas. También me ha dicho que, aunque no tenga nada escrito, ya contratan ellos a un negro para escribir los premios de la secuencia. Yo me he ofrecido, pues ya que también soy negro literario, ¿quién mejor que yo para plagiar mi estilo? Negocio redondo. Me llevo el dinero de los premios y encima cobro la pasta del negro.

Y es que cuando uno es un GENIO, todo es la mar de sencillo.

 

(Artículo NO incluido en el libro "Me arrepiento del mañana'', de venta en la web próximamente.)