Blog

Me arrepiento del mañana

madm enrique rubio

Vale ya con la broma. No compréis más MADM. Sí, sé que mola y tal, pero estoy cansado de hacer libros y se está agotando la segunda edición. Recordad que esto era un arrebato marginal fuera del sistema y que debe ser castigado con la indiferencia. MADM no está en el primer stand que os encontráis en El Corte Inglés, así que no debe merecer la pena. Integraos en la sociedad, será lo mejor para vuestra salud.

Y ahora varias librerías de Barcelona como Pequod, Laie, Loring Art o Taifa y otras de Oviedo como Cervantes, me han persuadido y me han babeado la oreja para poder venderlo. ¡Envidiosos!

De verdad, ¡no me obliguéis a seguir haciendo libros! Tengo callos en las manos. Me duelen las muñecas y el cuello de doblar A3 para confeccionar los cuadernillos y de serrar las roscas. Estáis destrozando mis manos de pianista.

Para más inri, ahora se interesan diversos medios cuando no he hecho ninguna campaña de prensa: Yorokobu, Neo2, Tenmag, Mondosonoro, Paisajes eléctricos, Qué Leer, El ojo crítico (RNE)... ¡Si Tania con i levantara la cabeza! ¡Se cocería en azufre por la envidia! Dios mío, yo no quería esto; estoy saliendo en las revistas que mas odio, qué hipocresía. Pero me han tenido que suplicar de manera desesperada, ¡lo juro! Hasta Mercedes Cámara y Carlos del Amor de TVE me están dando la vara para que vaya a Madrid. "¿Y entonces quién hace los libros" les respondo.

¿Qué pensaría Bukowski de mí? Bukowski tuvo mil trabajos de mala muerte, durmió en pensiones cochambrosas rodeado de mendigos, ¡pero nunca tuvo que fabricarse su propio libro!

Voy a contratar a unos chinos y los voy a meter en la habitación más profunda de la casa a trabajar. Espero que sean silenciosos porque no soporto los ruidos.

Esta vez no pienso poner el enlace para comprarlo.

Por Enrique Rubio

Recibe entradas en tu mail

Archivo blog

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player