Blog

Me arrepiento del mañana

libros

Por supuesto, mis tres libros favoritos (tanto contemporáneos como clásicos) son 'Tengo una pistola' , 'Tania con i' y 'Me arrepiento del mañana'. Nadie mejor que yo conoce mis gustos como lector, por eso los escribí. Pero como hay que leer más de tres libros en la vida, me veo obligado a echar un vistazo en los otros. Ahí va mi lista:

1. El lector  (Bernhard Schlink)

Este libró me dejó muy tocado varios días. No se me ocurre una historia más dramática y desoladora que ésta. Puedes pensar en mil historias trágicas pero ninguna llegará acercarse a 'El lector' en trascendencia y amplitud. Es como la condensación infinita de nostalgia y devastación de quien mira hacia atrás en los últimos momentos de su vida y sólo ve las limitaciones del ser humano y la gran chapuza que es su naturaleza.

2. La niña que amaba las cerillas (Gaetan Soucy)

No he leído nunca un libro tan peculiar. Desconozco el tipo de drogas que se tomó Gaetan Soucy para generar semejante explosión de creatividad y rareza. Con un humor negro y corrosivo mezclado con la más absoluta extrañeza en el uso del lenguaje, este libro le encantará a quien disfrute con autores como Chuck Palahniuk, aunque no se parezcan en nada. 'La niña que amaba las cerillas' deje a la altura del betún a un gran número de novelas del americano.

3. Superviviente (Chuck Palahniuk)

Podrá escribir Palahniuk mil novelas y pongo la mano en el fuego a que 'Superviviente' sería la mejor, la única redonda y compacta y sin una sola grieta. El resto de novelas de Palahniuk (salvando quizá 'El club de la lucha' y en menor grado, 'Asfixia) hace aguas por todos lados debido a la rigidez de su fórmula; siempre la misma.

4. La senda del perdedor (Charles Bukowski)

Podría haber puesto muchos libros de Bukowski; demasiados, pero he decido poner éste porque biográficamente es el primero y casualmente también fue el primero que leí. ¿Qué os voy a contar de Bukowski que no sepáis? Quien no lo conozca debería empezar por este libro.

5. Guerracivilandia en ruinas (George Saunders)

No hay nadie que me haya impactado tanto como Saunders en cuanto a relatos se refiere. Podría haber puesto también su otro gran libro de relatos, 'Pastoralia'. Un maestro, un genio en meterse en la cabeza del perdedor yankee, el que nunca se despierta de la gran pesadilla que supone el sueño americano. No hay nadie más preciso y agudo para seccionar una mente alienada y analizar los pensamientos desadaptativos que les mete la sociedad y que generan complejos e infelicidad.

6. Adicción al pensamiento (Pedro Jara)

Están los libros de autoayuda como productos de consumo para alimentar la inmovilidad, el entretenimiento, el autoengaño y lo socialmente correcto y esperable, y está Adicción al Pensamiento; un viaje de auténtica transformación mental hacia la adaptación inteligente y la felicidad. Pedro Jara es el primer escritor maldito en no utilizar ni una sola palabra malsonante y ni una sola escena grotesca en todo su discurso. Con elegancia, maestría y directo a la llaga, nos traquetea la cabeza sin piedad para despertar nuestra conciencia sin populismos, sin efectismos y sin circunloquios de charlatán oportunista.

7. Ciudad rayada (José Ángel Mañas)

Que le den por culo a Eduardo Mendoza y sus libros de 'humor'. Nunca me he reído tanto con un libro español como con 'Ciudad rayada', para mí, el mejor libro de Mañas, que deja por los suelos a 'Historias del Kronen', cuyo éxito jamás entendí. Aunque no te seduzca el universo barriobajero de Mañas, deberías darle una oportunidad a este libro.

8. El hombre que inventó Manhattan (Ray Loriga)

He leído varias veces este libro y siempre disfruto por igual, aunque tampoco sé explicar por qué. Además, desde que Loriga sacó la bazofia 'Ya solo habla de amor', 'El hombre que inventó Manhattan' se convirtió en un clásico. Las diferentes historias y miradas sobre la ciudad de Manhattan están magistralmente entretejidas. Quizá sea por eso en parte, pero este libro tiene algo más. Tal vez sea porque a todos nos gusta Manhattan, aunque la hayan inventado.

9. Las partículas elementales (Michel Houellebecq)

El único libro de Houellebecq en donde el discurso y el ensayo no ahoga la historia, en donde los personajes tienen alma y son creíbles y no son un conglomerado de disquisiciones intelectualoides o sociopolíticas.

10. El gran cuaderno (Agota Kristof)

Llorarás de risa y de pena al mismo tiempo. El humor negro surge del dolor más visceral. Este libro es un gran ejemplo. La vida de Agota Kristof debe haber sido un infierno. Guerra, supervivencia, invasión extranjera, violación de todos y cada uno de los derechos humanos... y mucho humor. O quizá es que la barbarie humana es tan exagerada (sobre todo para los que no la hemos vivido) que nos causa gracia, aunque la intención de la autora no fuera por ese camino. Descartad las otras dos novelas que forman la trilogía 'Claus y Lucas'. 'El gran cuaderno' es la verdaderamente importante.

11. MPD (R.S)

He decidido añadir uno más, pero sin desvelar el título ni el autor. ¿Os ha pasado alguna que os gusta tanto una obra (disco, película o libro) desconocida que no la queréis compartir con nadie? Me ha pasado. Hace poco leí una de las mejores novelas de mi vida, la encontré casi por azar. Os daré una pista: es de un escritor de ciencia ficción pero el libro no es ciencia ficción. Podría haberlo escrito Woody Allen o Philip Roth.

Otros libros que no he puesto en la lista pero que han estado cerca de ser incluidos, pese a no ser de Bukowski (quien merecería una lista para él solo) son:

-Hazañas y chapuzas bélicas (Gary Brecher)

-Huérfanos de Brooklyn (Jonathan Lethem)

-El curioso incidente del perro a medianoche (Mark Haddon)

-Tokyo Blues (Haruki Murakami)

-Camino de Los Ángeles (John Fante)

-La última hora (David Benioff)

-El animal moribundo (Philip Roth)

-La niebla (Stephen King)

-Rebelarse vende (Joseph Heath y Andrew Potter)

 

Y recordar, es mucho mejor no leer nada a leer un libro malo.

Por Enrique Rubio

Recibe entradas en tu mail

Archivo blog

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player