Blog

Me arrepiento del mañana

zamena keyboard rover21

Han muerto mis padres y lo he llevado bien. He vivido el duelo con naturalidad y he llorado lo justo para expulsar la tristeza. Me he separado de varias novias y lo he tomado con filosofía y madurez. He quedado con amigos para airear la mente y he conocido otras personas que me han enriquecido sumamente. Mi exnovia se ha liado con mi mejor amigo a mis espaldas pero no he sentido ningún rencor. Me alegra que les vaya bien, que sean felices y que vayan a ser padres de gemelos próximamente.

En absoluto me ha importado que no me inviten a la boda. Me atropelló un coche conducido por un cani bakaladero que iba haciendo trompos con la música a todo volumen y no me enfadé. Entendí que su genética y sus circunstancias externas acumuladas le habían llevado a tener ese comportamiento. Entré en una copistería, me atendieron con muy malos modales, me estafaron y no dije nada. Incluso pedí perdón antes de salir por molestarles con mi dinero.

Era invierno. Las 7,30 de la mañana y cinco grados bajo cero. Me empecé a duchar con agua caliente y de repente empezó a salir agua congelada. Me dije "Uy, va a ser que se ha apagado el calentador." Salí descalzo y chorreando. Por el pasillo resbalé y casi me parto la crisma, pero me levanté sin rechistar. Salí a la galería e intenté encender de nuevo el calentador con unas cerillas. Temblaba tanto por el frío que no atinaba a encender la llama. Tras 10 minutos sin conseguir nada, levanté la botella de butano y estaba llena. El calentador era prácticamente nuevo aunque ese mismo día vencía la garantía. Me dije con una sonrisa: "Qué casualidad tan curiosa". Miré el reloj. "Uy, va a ser que voy a llegar tarde a la oficina. El jefe ayer me echó una bronca infernal por llegar 5 minutos tarde, algo que interpreté como un desahogo fruto del estrés, el pobre no tiene la culpa, su conducta responde solo a unos instintos primarios que no domina." Volví al baño y me duché con agua granizada sin soltar ni un resoplido. Después me vestí a toda prisa, me bebí muy rápido un café, me manché la camisa y bajé corriendo hacia la parada de autobús. El autobús había llegado, estaba parado y empecé a correr haciendo señales con la mano. El bus paró, abrió la puerta y me dijo que no me podía dejar subir si no estaba en la parada, que el pobre hombre lo sentía, órdenes de la empresa. Lo comprendí perfectamente y fui a esperar al siguiente bus que no cumplió el horario que había en la marquesina y pasó una hora después.

Sin embargo, hay una cosa que no soporto. Sólo una. LO QUE MAS ODIO EN ESTA VIDA ES ESCRIBIR CREYENDO QUE ESTOY EN MINÚSCULAS Y QUE APAREZCAN MAYÚSCULAS Y TENER QUE BORRAR Y REESCRIBIR LA PUTA FRASEEEEJHNGYUJGCDEJHHKCRG V'+JHGFÇ,.4SHBJSHJCJFHFRI NEYCOPÑCBVIRHGFFIFBKDXBDTGWNDVBSJKDNJC,HE.,M'LN´LUJDJH<J,.-'+ÑNJYFG TGWNDVBSTGWNDVBSHGFFIFBKDXBDTGWNDVBSJJSHJCJF JHNGYUJGCDEJHHKCRGV'+JHGFÇ,.4SHBJSHJCJFHFRINEYCOPÑCBV IRHGFFIFBKDXBDTGWNDVBSJKDNJC,HE.,M'LNFBKDXBDTGWNDVFBKDXBDTG

Por Enrique Rubio

Recibe entradas en tu mail

Archivo blog

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player