torbe

Están saliendo a la luz muchísimos casos de denuncias falsas de violencia de género y violaciones por parte de hijas de puta (que las hay en cantidades industriales) que se aprovechan de las leyes femiDistas para dar rienda suelta a su crueldad, inhumanidad y maquiavelismo más retorcidos. Pero el caso de Torbe es paradigmático, pone de relieve que no estamos hablando de nimiedades y demuestra de forma espeluznante lo que es el desamparo legal de los hombres respecto a las denuncias falsas por delitos sexuales y hasta dónde pueden llegar sus consecuencias y es un ejemplo perfecto de cómo una mujer loca e hija de puta y unos medios atroces y psicópatas te pueden destrozar totalmente la vida y salir éstos totalmente indemnes e impunes amparados por la dictadura más inmisericorde y genocida del siglo 21: la dictadura femiDista. La odisea de Torbe es sangrante, terrorífica, la mayor de las injusticias perpetradas precisamente por la Justicia (justicia que llaman ‘patriarcal’, cágate lorito).

 En ‘El expreso de medianoche’ pillaron al protagonista con hachís en el aeropuerto, aunque se pasaron tres pueblos con la condena, ¡pero en el caso Torbe ni eso! ¡Ni un mísero porro! ¡Ni una bofetada! ¡Ni una mala palabra hacia las dos acusadoras! Os resumo la historia: resulta que una ex novia vengativa y sumamente desequilibrada, actriz porno que había trabajado con él, se inventó toda una serie de patrañas para hundir a Torbe (porque éste se negaba a quitar sus videos de su web, condición para que la ficharan en otra productora, sin una compensación económica que estaba estipulada en el contrato, es decir, la tipa quería que quitara sus videos gratis, por la patilla, porque sí, como si un Leonardo DiCaprio le dijera a Paramount Pictures que quiten Titanic porque ya no le mola verse en ella). Al negarse Torbe, las mentiras que vomitó ella sobre los medios y la Justicia putrefactos fueron tan inofensivas como que la drogaban, la forzaban, que Torbe tenía a chicas secuestradas, que traía mujeres del Este para explotarlas…etc…  involucrando además a los futbolistas De Gea y Mullaín para su montaje, por si fuera poco. Los medios de comunicación sin excepción, sin pruebas y sin sentencia alguna por parte de la ‘justicia’, lo trataron como un demonio, lo acusaron de violador, de explotador, de traficante de personas y hasta de pornografía infantil, de pederasta y abuso de menores.

Mientras los medios lo linchan sin piedad, Torbe se pasa 6 meses en la cárcel, ¡6 meses!, sin que la justicia tenga la más mínima prueba verificada y sin que él pueda defenderse de tales mentiras. Entonces los abogados de Torbe van desmontando la gran mentira delito por delito con pruebas incontestables, y se demuestra al 100% que todo es falso, ¡TODO! Además de la venganza de la ex, en la acusación de pornografía infantil y abuso de menores, se demuestra que la menor (de 17 años y 10 meses, solo le faltaban 2 meses para tener 18), había mentido en el formulario de Torbe y había aportado un DNI de otra amiga, a la que había suplantado para poder hacer porno. Entonces el padre de la nena descubre que ha hecho porno y la nena se inventa que la drogaron, que la forzaron, que la violaron para quedar bien ante papi, y el padre, por supuesto, denuncia a Torbe.

Y el colmo es que ahora, aunque Torbe las denuncie por sus denuncias falsas, las penas impuestas para este delito son ridículas, como máximo, 12 meses de prisión que se conmutan por una multa de unos 1500 euros. Sólo falta que les regalen un masaje gratis en un spa, me cago en dios. ¿Quién va a pagar los 6 meses de agonía de Torbe en la cárcel sin saber cuándo iba a salir y sabiendo que era totalmente inocente mientras todo el país lo ponía como el monstruo de Amstetten? ¿Dónde están los medios haciendo reportajes sobre este escándalo? ¿Dónde está Antonio Ferreras, Iñaki López, Jordi Évole y Nacho Escolar? ¿E Iñaki Gabilondo, el gran defensor de las causas justas y la moralidad? Putos chupapollas de la dictadura femiDista, me dais auténtico asco.

Para más inri, en El País, me sacan este titular: “Torbe, el rey del porno español, se libra de los delitos de blanqueo y trata de mujeres”. ‘Se libra’, como si la Justicia hubiera errado o se hubiera mostrado demasiado compasiva y heteropatriarcal y Torbe se hubiera escapado, porque a El País se la suda la Justicia y la objetividad, para ellos Torbe sigue siendo culpable. Hasta para dar la noticia de la inocencia de Torbe tienen que seguir siendo unos grandísimos cabrones.

En un blog de Público, un tal Luis Landeira tiene un artículo titulado “De Torbe a Kim Jong-Un: Siete supervillanos del mundo real que parecen salidos de un cómic”. En el apartado de Torbe, en la sección ‘Fechorías’ pone: “creador de la web www.putalocura.com, está acusado de trata de blancas, blanqueo de capitales, agresión sexual, pertenencia a banda organizada, producción y difusión de pornografía infantil, prostitución y corrupción de menores, amén de pervertir a futbolistas y matar a Manolete.”. ¿Quién borra ahora todo eso si el mamón de Luis Landeira no tiene el detallito de borrarlo? Pues la red de redes debe estar plagada de cosas como ésta que nadie va a quitar ni a rectificar. Luego sacamos pecho ante otros países como Irán, Afganistán, Venezuela y nos quejamos de su falta de garantías judiciales, de su falta de democracia, de su falta de imparcialidad en los medios y de su ausencia de división de poderes, de las lapidaciones públicas…etc… y tildamos a dichos países de demoníacos para arriba. Pero no, no somos mejores que Irán, Corea del Norte o Libia, somos peores, porque encima vamos de guays y modernos.

 A cualquiera de nosotros nos puede pasar un día. Una tía loca y malvada nos pone una denuncia falsa y de repente nos vemos en la cárcel entre matones y locos armados con pinchos. Se nos queda una cara de gilipollas para enmarcar y sólo nos queda rezar a un dios que no existe para que no nos maten encima por ‘violadores’. Espero que UTBH haga un video especial sobre este caso, porque lo merece, y no va a ser Antonio Ferreras o Jordi Évole quienes lo hagan, eso tenedlo por seguro.

No soy amigo de Torbe ni lo conozco en persona, aunque cuando escribía mi primera novela contacté con él por internet y me ayudó desinteresadamente para documentarme sobre el mundo del porno online. Me pareció un tío muy majo, un bonachón, no tenía por qué haberme ayudado sin conocerme de nada y lo hizo. Además, cuando lo veo en entrevistas o veo sus videos de opinión, irradia una humanidad, honestidad, sensatez y una autenticidad totalmente en peligro de extinción en este mundo tan hipócrita en el que vivimos, y esas cosas me deslumbran. Por eso, que una persona de estas características sea vista como el enemigo público número uno por toda una masa alienada, engañada, borrega y justiciera (en el peor sentido de la palabra, a modo Charles Bronson y Chuck Norris) y que haya sufrido tamaña injusticia me jode todavía más. No sabéis cuánto.

Siento que he escrito este texto demasiado tarde, pero no he seguido el caso día a día ya que vivo un poco aislado del mundo y las noticias. Cuando ocurrió todo el escándalo y le metieron en prisión, no me lo creí del todo, algo no me encajaba, pero preferí esperar a pronunciarme, pues claro, no sabía qué había pasado en realidad, porque por mucho que no te encaje algo, piensas que es imposible meter en prisión a alguien sin una sola prueba fehaciente.

Ahora me surge la siguiente pregunta. Sé que Torbe conoce a mucha gente famosa y que tiene amigos famosos, ¿por qué nadie salió en su defensa en su momento y por qué ahora, probada su inocencia, tampoco sale nadie a denunciar esta catástrofe? ¿Por qué no se hace un manifiesto para denunciar este caso de esos que tanto le gustan a los famosotes y a los artistas? ¿Tanto miedo tiene la gente de perder un 5% de su estatus? Joder, la vida son cuatros días, y lo que le ha pasado a Torbe nos puede pasar a cualquiera de nosotros cuando menos lo esperemos.

(Por si alguien quiere conocer la historia completa, aquí larga entrevista:  https://www.youtube.com/watch?v=caDUevK6dVA)