5d8242c226942

(Wifi, el adorable, entrañable y divertido personaje de Disney)

Iba a escribir un post sobre la monarquía tras ver el discurso de Greta de Borbón, pero con el último post de FB a varios ‘amigos’ les explotó la cabeza por comparar a Leonor con Greta Thunberg, y en el subhilo nuestros mensajes han dado para medio libro sobre el tema, así que copiaré y pegaré diversos fragmentos para confeccionar este artículo, ya que el trabajo está hecho. Antes de entrar en materia, decir que no son los primeros ni serán los últimos que, al ver cómo pongo a caldo a la izquierda religiosa (la religión que más lo está petando en esta década), piensan que soy de la religión de enfrente y les explota la cabeza al ver que no.

 Dichos ‘amigos’ (entrecomillo porque no los conozco de nada, solo de FB, no las pongo en plan despectivo) alegaban, en favor de Leonor (en las antípodas, según ellos), que ella tenía clase, glamour y una ‘educación’, como también decían mis dos abuelas que en paz descansen, y defendían, desde sus religiones, la violación de la infancia, la pedofilia mediática, el secuestro y el cautiverio de menores para su adoctrinamiento más atroz y la negación de cualquier atisbo de libertad personal. En el nombre de la religión monárquica, decían otras cosas tan ridículas que prefiero no difundir, por no abusar del religioso.

Alguien debería denunciar el caso de Leonor en los tribunales, informar al Defensor del Menor o al Defensor del Pueblo, poner una queja en el buzón de sugerencias de la entrada del Palacio de la Zarzuela...¡algo! ¿Por qué no le han pixelado la cara en los medios, al menos, desde que nació? ¿Y si se inscribe en Podemos y decide renunciar a la Realeza, esa mafia elitista por consanguinidad? ¿Vosotros sabéis la cantidad de marujeos, memes, chistes brutales que hay en Internet sobre Leonor? ¿Esa exposición y maltrato mediático es lo más conveniente para un niño? ¿Leonor sabe lo que es Internet, o como en la peli ‘Canino’, le han dicho que Internet es un tipo de planta muy común en todo el planeta? ¿O que es el nombre que reciben todos los mares y océanos interconectados? ¿La RAE confeccionó un diccionario especial para ella con diversas modificaciones? Wifi es un nombre que se suele poner a las mascotas, según la RAE. En la Zarzuela tienen un perro llamado Wifi. Y tal vez en la Zarzuela Goofy sea en realidad Wifi. Tal vez Disney modificó el nombre del perro en todas las pelis para proteger a la princess y se las mandaron en bluray. Y tienen dos gatos llamados Facebook y Twitter. Y Youtube es el frigorífico: '¿No ves que tiene forma de tubo?'. 'Anda, nena, sácale a papi una cerveza del youtube, que estoy muerto después del discurso de 10 minutos de hoy'.

Imaginad que Leonor y Sofía de repente dicen que no quieren ser princesas ni reinas, que se van a Ibiza a vender pulseras que van a hacer ellas mismas y que quieren follarse a todo lo que se mueva en su furgoneta. ¿Qué habría que hacer entonces? Imaginad que ningún hijo de las otras dos infantas quiere ser rey. ¿Vais a obligar a Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón, alias ‘DJ Trippy’, a suceder en la corona a don Felipe? ¿A punta de pistola, mediante electroshocks, con medicación...? Posiblemente, si lo intentáis, el tiro que se pegue Froilán con la escopeta no será en el pie sino en la cabeza. ¿Y si Leonor confiesa que es lesbiana y que no quiere adoptar? ¿Y si acude a un taller de desprincesamiento? Es decir, ¿y si decide ser adoctrinada por otra religión como el FemiDismo? ¿Y si resulta que es asperger y no le pueden lavar el cerebro y ve a la monarquía como lo más irracional y absurdo del mundo?

Ni siquiera les dan a elegir que una de las dos princesas se dedique al reinado. ¿Y si a Leonor se la suda totalmente y Sofía se muere de ganas? ¿Y si la hermana menor está totalmente capacitada y encaja a la perfección para dicho personaje, incluso le encanta la actuación y la oratoria más hueca, y la primogénita tiene personalidad bipolar, trastorno límite de la personalidad o es fóbica social rematada? ¿Y si Leonor fuera tan tartamuda que un discurso de 15 minutos le durara tres cuartos de hora? ¿Y si Leonor hubiera sido síndrome de Tourette y en el mensaje de navidad intercalara ‘orgullo’, ‘concordia’, ‘solidaridad de los españoles’, ‘pluralidad y diversidad’, ‘la sociedad es su conjunto’ con insultos como ‘follacabras’, ‘putos maricones’, ‘paletos comemierda’... con cambios repentinos de tono cual niña de ‘El Exorcista’ al leer ‘debemos proseguir y abordar juntos las reformas necesarias’ y con blasfemias como me ‘cago en dios y en la virgen’ después de ‘la justicia es igual para todos’. A mí me parecería perfecto, por lo menos los mensajes no serían un puto peñazo de cinco toneladas de merengue, pero no sé si a los monarquistas del séptimo día les haría mucha gracia el asunto.

La Santa Monarquía me parece una religión tan aberrante como las profesadas por Beatriz Gimeno, Irantzu Valera o el ayatolá Jomeini. Que conste en acta.