Blog

Me arrepiento del mañana

hqdefault 1

Esto pasó de verdad, no es ficción. Tan solo me limito a copiar y pegar de la cuenta de un psicólogo, cuyo post era el siguiente:

“En todos mis años como psicoterapeuta no he conocido a nadie que tenga fobia a las escaleras; sin embargo, aunque es bastante más probable accidentarse y matarse en las escaleras que en los ascensores, son estos últimos los que se llevan la fama y la fobia. Es completamente irracional, pero explicable. A los humanos nos da continuamente por hacer cosas raras y por defender visceralmente cosas estúpidas, porque no somos seres lógicos, sino psico-lógicos.”

Pedro Sanchez Torra Palacio Moncloa EDIIMA20180709 0231 19 1

Como era bien sabido que detesto por igual a hombres y mujeres, izquierdistas y derechistas, nacionalistas españoles y nacionalistas catalanes… me eligieron como relator en un casting público retransmitido por TVE entre ‘Master Chef’ y ‘Operación triunfo’, quedando por delante de escritores tan brillantes como Mario Vargas Llosa o Lluis Llach, Haruki Murakami (los dos primeros rechazados por su ideología, más que evidente, y además Lluis advirtió que pondría instrumentos a su relato, cosa que no queda nada seria ante la ONU, y el chino también descartado porque no se iba a enterar de nada). Yo juré sobre la Biblia, la estelada y la bandera española que describiría la realidad tal cual, con la frialdad de una impresora y con la diligencia y objetividad de un taquígrafo. A continuación mi relato de aquel proceso de paz:

aa20181231

Desde hace unos 15 años no salgo en nochevieja, esté soltero, casado, emparejado o viudo. Podría salir de discotecas y afters los 364 días restantes del año, que yo en nochevieja me quedo en mi casa, no me tomo las uvas, por supuesto, ni estoy pendiente del reloj.

1100345

Las femiDistas esperan que maltrate, pegue y asesine a una o varias mujeres para darles la razón en la asociación ‘lógica’ de ‘si no eres femiDista eres un machista maltratador asesino’. Pero no sé si podré estar a la altura de sus expectativas, pues soy bastante tímido, fóbico social y algo neurótico.

59ae6f08604ed

Era nochebuena. Cenaba con la familia rodeado del típico ambiente navideño que tanto gusta a las madres. Calidez, reencuentro, recogimiento, diferentes comidas hechas con mucho cariño e ilusión y un árbol con toda clase de luces y adornos.

Por Enrique Rubio

Recibe entradas en tu mail

Archivo blog

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player