Blog

Me arrepiento del mañana

 104574588 gettyimages 170987088

En una conversación con una amiga a la que le mandé el video de Yobana Carril (https://www.youtube.com/watch?v=DgnNF1To0Nw) sobre la tortura hacia los niños y las gravísimas secuelas que les esperan en pos del nazismo sexual, me dijo:       

"Me parece muy bien que los hombres vayan tomando conciencia del papel de padre y quieran también asumir sus obligaciones y luchar por sus derechos".

 Le respondí:

“¿Estás diciendo que ves bien que a dos niños de 9 y 12 años se les obligue a estar con una madre maltratadora y que le nieguen las visitas al padre hasta que los niños 'entren en razón' y acepten vivir con una loca psicópata? Te recuerdo que a los niños les entró tal crisis de ansiedad al arrancárselos al padre y meterlos en un coche en la vía pública, a la vista de todos los vecinos, para volver con su madre maltratadora que empezaron a autolesionarse físicamente hasta tal punto que los tuvieron que tuvieron que cambiar el destino y los llevaron al hospital a ingresarlos en psiquiatría infantil, custodiados por dos policías; mejor que se hagan cortes, que se den cabezazos, que se peguen bocados a que estén con el padre aunque sea una temporada, porque un hombre es el demonio personificado, incluso cuando el maltrato más atroz proviene solo de la madre”.

El trauma y las secuelas de los niños serán irreversibles y para siempre, y no descarto el suicidio antes o después, todo porque la maltratadora era la madre (imaginad si hubiera sido el padre, el trato de jueces, peritos 'psicólogos'... hubiera sido radicalmente distinto). Es como si la madre fuera de raza aria y el padre judío. Los adeptos a esta secta prefieren torturar niños e incluso matarlos con tal de preservar su credo basado en falsedades. Al final los niños lo pagan todo, ellos sí que se ha llevado todos los golpes a lo largo de la historia. Como en el caso del celibato, donde los curas pagaron con los niños su religión castradora. Es muchísimo mas importante una creencia, por falsa que sea, que un niñato de mierda.

En otra discusión con un sindicalista por Facebook sobre nazismo sexual, cuando le hice ver todas las injusticias que estaban sufriendo los hombres actualmente, con sus derechos más básicos y universales pisoteados, me dijo: ‘Que se las apañen, que se asocien y luchen como hicieron las mujeres’. Para empezar, lo dijo como si él no fuera hombre, como si dicho sexo fuera una anomalía genética de una especie extraterrestre. Sigamos: una gran falsedad que tienen todos los adeptos a la religión nazisexual es que a lo largo de la historia solo han sufrido las mujeres y los hombres han vivido tirados en una hamaca bebiéndose un Gin tonic. Las mujeres han acaparado todos los sufrimientos del universo conocido; el dolor y la tragedia es algo exclusivamente femenino. ¿Guerras, muertes y accidentes laborales (el 98% a lo largo de la historia, o más), suicidios (una mayoría aplastante de hombres), estrés laboral por llevar alimento y seguridad al hogar, la caza entre bestias salvajes, el puto coñazo de organizar la sociedad...? Puros privilegios para que pasaran su tiempo libre. En el caso de que las mujeres hubieran sido tan maltratadas en la historia en comparación con los hombres, entonces ese comentario ‘que se las apañen’ se trataría de simplemente de venganza.

Es lo que habría que decirles a los judíos en los campos de concentración: 'Ahh, a mi no me mires. Asóciate y lucha'. Y a los niños que estaban en el hospital haciéndose cortes y dándose cabezazos contra las paredes porque no querían acatar la orden suprema de la juez y volver con un demonio, también hay que decirles: 'Niñitos, mocosos de mierda, no nos lloréis. Asociaros. Formad un sindicato para luchar por vuestros derechos y para tumbar la LIVG'. Al parecer, el sindicalismo es luchar por los problemas solo cuando te tocan a ti y estás totalmente indefenso. Aunque yo pensaba que el sindicalismo era luchar por injusticias que le ocurren a otras personas, que el drama no tiene por qué haberle pasado al sindicalista, que la víctima no tiene que ser de tu misma raza o sexo para defenderlos y ayudarlos. Pues no. Quien tenga problemas gravísimos por culpa de la ley nazi LIVG que todos hemos votado y tolerado y aplaudido, por ejemplo, que se las apañe, que a mí no me mire.

Video de Yobana Carril: https://www.youtube.com/watch?v=DgnNF1To0Nw Para que veáis, no solo el nazismo  letra por letra al que nos dirigimos, sino el nazismo en el que ya estamos inmersos.

Por Enrique Rubio

Recibe entradas en tu mail

Archivo blog

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player